Para realizar esto, hay dos métodos, crear un dump, o crear un archivo sql ejecutable. Es preferible esta segunda opción, puesto que la primera puede dar problemas por la versión de PostgreSQL que tengamos instalada. Veamos a continuación los dos métodos: Mediante un dump: #Creamos el archivo dump pg_dump -Fc -t nombre_tabla nombre_bbdd_origen -f /direccion_destino.dump #Restauramos el archivo dump pg_restore -t nombre_tabla -d nombre_bbdd_destino /direccion_destino.dump Mediante un .sql: #Creamos el archivo .sql pg_dump nombre_bbdd_origen -t nombre_tabla > /direccion_destino.sql #Ahora dentro…